Arte y Tecnología Blockchain 

blockchain01

Seguramente has escuchado el término blockchain, sobre todo vinculado al mundo de las monedas virtuales o criptomonedas, teniendo en el Bitcoin su primera manifestación. Ciertamente la tecnología blockchain (cadena de bloques) fué introducida desde la aparición del Bitcoin, hace ya una década (2009). Con la creación del Bitcoin se creó una alternativa diferente en cuanto a las transacciones monetarias, permitiendo eliminar a los intermediarios, logrando un tipo de transacción única y directa entre las partes involucradas.

Tradicionalmente esto había sido manejado por los bancos, quienes autentican la identidad del usuario, aprobando o rechazando las operaciones, pero de manera centralizada. Aquí el control de la transacción lo tiene el banco como ente intermediario.

Por su lado la tecnología blockchain, implementada por el Bitcoin, permite que las partes se conecten de modo directo, sin intermediarios, la única forma de garantizar el éxito de las transacciones es el registro que queda en la cadena de bloques. De esta forma se crea un sistema horizontal, donde todos los usuarios tienen acceso a cada una de las transacciones de compra y venta de manera anónima, es decir cada usuario (nodo) hace uso de una cartera virtual que será su identidad, protegiendo así la información personal de cada individuo. Y todo queda registrado en un gran libro de contabilidad que es el mismo blockchain.

Esto último tiene sus defensores y detractores, pero más allá del debate que en torno al tema exista, lo cierto es que la tecnología blockchain permite un tipo de transacción mucho más democrática, donde la cadena de bloques termina siendo una gran base de datos, un gran libro de contabilidad, al que todos los usuarios pueden acceder, sin ningún tipo de filtros. 

Tecnología blockchain y el mundo del arte

Te estarás preguntando, ¿qué tiene que ver la tecnología blockchain con el arte? Recientemente me hice esta misma pregunta y quedé sorprendido, al descubrir que lo más novedoso de la tecnología blockchain, es que aunque fué pensada en principio para las transacciones de criptomonedas, sus aplicaciones se extienden mucha más allá, incluyendo el arte y la cultura.

Por sus características de encriptamiento complejo, la cadena de bloques o tecnología blockchain, ayuda significativamente en los procesos de trazabilidad. Esto aplicado al mundo del arte, puede permitir mantener registros de origen y recorrido de determinados bienes culturales (todo tipo de obras de arte, antigüedades, objetos valiosos, etc), desde su creación, recorrido, registros, ventas, estudios, análisis, certificaciones, tasaciones, hasta su destino actual. 

La trazabilidad de los objetos artísticos, siempre ha sido el talón de Aquiles de los bienes culturales, dando cabida al tráfico ilícito de bienes culturales, así como innumerables falsificaciones. Para aquellos que se mueven en el mundo del arte y los bienes culturales, es bien conocido el daño terrible que estos flagelos han creado a lo largo de la historia.

Certificados más confiables

Uno de los ejemplos más recientes, en el uso de la tecnología blockchain aplicada a la trazabilidad, es el adoptado por la industria de los diamantes. Creando ciber ecosistemas donde los usuarios pueden acceder a la compra y venta de diamantes de manera segura. Pudiendo así comprobar los orígenes de las piedras, las certificaciones, estudios científicos, y el historial en el mercado. Esto ha permitido que la industria opere de manera más segura, dado el alto índice de falsificaciones y robos de diamantes en el mundo entero. 

En el mundo del arte, ya existen casos como el de Verisart, empresa comprometida con el tema de los certificados de las obras, tanto de obras maestras, como de arte moderno y contemporáneo. En el ecosistema de Verisart pueden entrar tanto artistas como coleccionistas por igual, pudiendo mantener los registros de sus obras de manera segura, permitiendo que la información sea accesible para todos los usuarios. 

De esta manera Verisart crea un tipo de registro rastreable, en el que está grabada toda la información de las obras, desde su creación, hasta su locación actual, pasando por toda la documentación que la obra ha generado a lo largo del tiempo, entre notas, escritos, estudios, certificaciones, tasaciones, catalogación, videos, fotografías, etc. Se trata realmente de una herramienta muy versátil y poderosa, que fácilmente con los años podría erigirse como el principal enemigo del tráfico ilícito de arte y bienes culturales, así como de la falsificación. 

BTC02

Blockchain y el mercado del arte

Para nadie es un secreto lo poco regulado y especulativo del mercado del arte, esta anarquía, prácticamente existente desde la aparición del mercado del arte como tal, ha permitido que el papel de los intermediarios, llámense marchantes, galeristas, curadores, agentes o dealers, sea en muchos casos más importante en el proceso de la comercialización de las obras y bienes culturales, que el tomado por artistas y coleccionistas. 

Con esta manera de manejarse, el mercado del arte siempre siguió la guía marcada por la centralización, donde los intermediarios (recordemos al papel tradicional de los bancos unos párrafos atrás) eran imprescindibles en la ecuación. Incluso por cientos de años se promovió la idea de que la mejor y única forma de comercializar el arte, era a través de un intermediario genuino, quien a su vez garantizara el status que los artistas necesitaban, y por otro lado le otorga seguridad a los coleccionistas.  

Todo esto funcionó muy bien hasta la aparición de internet, donde por primera vez en la historia los artistas se pudieron mostrar directamente al mundo por medio de sus propios sitios web. 

Sin embargo, debemos reparar en un hecho, son muy pocos los artistas interesados en comercializar directamente sus obras, así que el papel del los intermediarios nuevamente tomó partido, y hoy en día no existe ninguna galería, casa de subastas, o dealer independiente sin un espléndido sitio web. 

Esto aplica perfectamente al mercado primario del arte, donde la gran mayoría de los artistas usan agentes para vender sus obras, pero ¿qué del mercado secundario? el más complejo de todos los mercados, donde nuevamente nos encontramos con varios temas, como los ya mencionados: las falsificaciones, las certificaciones, pero sobre todo el precio de las obras, a los que en su gran mayoría pueden acceder los más adinerados. 

¿Qué pensarías si te dijera que con la tecnología blockchain es posible vender una obra de arte de manera fraccionada? 

Yo también me quedé igual que tú, con la boca abierta, pero sí es posible, ¿cómo? usando lo que se denomina tokenización, que equivale a vender la obra en tokens, que son fracciones, como acciones de una compañía. 

Con este sistema de tokenización, varios coleccionistas pueden ser co-propietarios de una misma obra, y a la vez la obra puede mantenerse exhibida en un museo, por ejemplo. 

El precedente más importante lo sentó la plataforma Maecenas Fine Art, quien es pionera de las subastas de arte vía blockchain. En una subasta de este año 2018, subastaron una obra de Andy Warhol valorada en casi 6 millones de dólares, lo novedoso de la subasta es que sólo se vendió vía tokens el 49% de la obra, quedando el otro 51% en manos de un coleccionista quien decidió mostrarla en un museo europeo. Se trató de la primera subasta de arte usando la tecnología blockchain.

El procedimiento de esta transacción se realizó 100% vía tecnología blockchain, apoyándose en los contratos inteligentes de Ethereum, quienes ya ofrecen este tipo de servicios en muchos tipos de transacciones comerciales. 

Por otro lado la plataforma Meacenas Fine Art, también le ofrece a los artistas contemporáneos, la oportunidad de mostrar y comercializar sus obras en un ciber ecosistema seguro y confiable, que a su vez permite reducir costos vinculados con pagos excesivos de comisiones. 

De esta manera encontramos que la cadena de bloques o tecnología blockchain, a pesar de haber irrumpido hace casi 10 años, con la creación del Bitcoin, es en este momento cuando sus usos están siendo aplicados en muchos aspectos de la vida, incluyendo la esfera cultural y el arte. 

Esto apenas comienza, sin lugar a dudas estamos ante una nueva revolución tecnológica, y sólo el tiempo nos enseñará sus diversas aplicaciones en el mundo práctico. 

Tus comentarios son muy importantes.

Si te gusto este articulo compártelo.

Nota: este artículo se publicó originalmente el 13/08/2018. 

Un comentario sobre “Arte y Tecnología Blockchain 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s